• version imprimible
Lunes, agosto 21 de 2017

La Alianza del Pacífico se asocia con el Banco Mundial para evaluar el riesgo de terremoto y preparar un posible Bono Catastrófico

Santiago, 21 de agosto de 2017.- La Alianza del Pacífico anunció que está realizando un estudio analítico para modelar la exposición ante desastres naturales de sus países miembros.  El estudio se concentrará inicialmente en el riesgo sísmico y también está evaluando la posibilidad de emitir un bono catastrófico (Cat Bond) conjunto para transferir parte del riesgo a los mercados financieros. Este estudio se está llevando a cabo con el apoyo técnico y financiero del Programa de Financiamiento y Aseguramiento ante Desastres del Banco Mundial, en colaboración con la firma mundial modeladora de riesgos catastróficos AIR Worldwide, y financiado por la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos -Cooperación Suiza (SECO).

El estudio consiste en la modelación de terremotos para estimar las pérdidas potenciales que podrían incurrir los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú), proporcionando a los países miembros la capacidad técnica para tomar decisiones informadas sobre los beneficios potenciales de la transferencia del riesgo a los mercados financieros. El estudio está programado para ser finalizado en agosto del 2017 y se espera que, durante el cuarto trimestre, el Banco Mundial presente una propuesta para la posible emisión de un bono conjunto para riesgos sísmicos de los países miembros de la Alianza del Pacifico, la cual deberá ajustarse a las consideraciones fiscales y presupuestarias de cada país. 

Durante el mes de junio, el Banco Mundial y la empresa modeladora Air Worldwide se reunieron con los equipos técnicos de Chile, Colombia y Perú, con el fin de presentar los primeros resultados y afinar detalles que aseguren que la modelación y el diseño del Cat Bond cumplan con las necesidades de cada país. De forma paralela al trabajo sobre la cobertura de riesgos de terremotos, los países evaluarán la posibilidad de crear instrumentos financieros para cubrir otros desastres naturales, tales como los producidos por riesgos climáticos.  

Los resultados iniciales del estudio demuestran que algunos de los costos de transferencia de riesgo a los mercados pueden verse reducidos en más de 50% debido a los beneficios de la emisión conjunta de los cuatro países. El diseño preliminar del Cat Bond intenta cubrir terremotos importantes en cada país.  Por ejemplo, la cobertura está diseñada para incluir un rango amplio de eventos similares al terremoto del año 2010 en Chile (terremoto del 27F con magnitud de 8.8 Mw).

La Alianza del Pacifico se beneficia de la experiencia de México en la utilización de los Cat Bonds, contando con cuatro transacciones ejecutadas desde el año 2006.  La cuarta serie de Cat Bonds emitida por México fue ejecutada el 4 de agosto del presente año, proveyendo una cobertura de US$360 millones contra el riesgo de terremotos y huracanes. Esta última emisión demuestra un trabajo innovador en el diseño y la ejecución de un Cat Bond para obtener protección de manera eficiente.    

"El Banco Mundial ha sido determinante en brindarnos su experiencia global en la gestión del riesgo catastrófico en beneficio de nuestros países miembros", dijo Rodrigo Valdés, Ministro de Finanzas de Chile y Presidente de la Alianza del Pacífico bajo la presidencia Pro Tempore de Chile entre julio 2016 y junio 2017. "El trabajo realizado es un paso importante en el fortalecimiento de la resiliencia financiera de los países de la Alianza del Pacífico ante eventos catastróficos".

 “La Alianza del Pacífico es un ejemplo exitoso de integración económica regional", dijo Jorge Familiar, Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. "Ahora los países de la Alianza están tomando la iniciativa de gestionar su exposición financiera ante desastres naturales, trabajando juntos, como grupo, y nos complace tener la oportunidad de apoyar este esfuerzo".

La región de América Latina y el Caribe tiene una de las tasas más bajas de cobertura de seguros a nivel mundial y la diferencia entre las pérdidas aseguradas y las pérdidas económicas en toda la región son muy significativas. Los bajos niveles de adquisición de seguros pueden resultar en que los gobiernos terminan haciéndose cargo de gastos mayores después de un desastre natural, lo que ejerce una presión indebida sobre el gobierno y su estabilidad financiera. Los miembros de la Alianza del Pacífico comparten una visión común sobre la necesidad urgente de gestionar los costos inesperados que surgen de los terremotos.

Como consecuencia de los desastres naturales, los gobiernos afrontan un aumento de las necesidades financieras para cubrir los servicios de emergencia, alimentos, refugio y escasez de agua, así como las operaciones de limpieza y reconstrucción. Esto puede traer efectos devastadores, causando potencialmente inestabilidad fiscal y la desestabilización de los planes de inversión nacionales, junto con interrupciones de los servicios a los ciudadanos y la disminución de la actividad económica.

Un bono catastrófico, o Cat Bond, reduciría la exposición combinando los riesgos de los cuatro países (logrando beneficios significativos en términos de costo y cobertura), otorgando un importante alivio financiero y ayudando a los países a responder rápidamente ante un desastre. Este proyecto asiste en el fortalecimiento de las capacidades técnicas de los países de la Alianza del Pacífico para gestionar mejor los riesgos y adoptar mecanismos de transferencia de riesgos más eficientes.

Un bono catastrófico es un instrumento financiero que pretende proteger a su emisor frente a posibles pérdidas derivadas de desastres naturales, como terremotos, huracanes, tsunami, y otras amenazas, transfiriendo el riesgo a los mercados financieros. Los bonos catastróficos son una parte importante de un conjunto más amplio para la gestión de riesgo, asegurando la resiliencia fiscal y la rápida recuperación de los gobiernos. Los Cat-Bonds complementan otros instrumentos tales como fondos de emergencia, líneas de crédito contingentes y asistencia de donantes internacionales.

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de Chile, Colombia, México y Perú, creada en 2011 para promover la integración regional económica y comercial a través de la libre circulación de bienes, servicios, recursos y personas, para impulsar el crecimiento, desarrollo y competitividad de sus economías.

El Banco Mundial es un proveedor global de servicios de asesoría, analíticos y financieros para sus clientes estatales con la finalidad de apoyar la reducción de la pobreza y la desigualdad. Para lograr estos objetivos, entre muchos otros esfuerzos, el Banco Mundial apoya la mejora de la gestión financiera de los riesgos climáticos y de desastres. Los servicios incluyen la asistencia en el diseño e implementación de estrategias, políticas e instrumentos de financiamiento del riesgo de desastres, y la ejecución de transacciones financieras para transferir los riesgos a los mercados de capitales y reaseguro.

AIR Worldwide ofrece soluciones de modelaje de riesgos catastrófico haciendo que los individuos, las empresas y la sociedad sean más resiliente. AIR se inició en la industria de modelaje catastrófico en 1987 y actualmente modela el riesgo de catástrofes naturales, terrorismo, pandemias y ataques cibernéticos en todo el mundo.

Ir arriba