• version imprimible
Viernes, junio 30 de 2017

Ministro de Hacienda clausura Chile Day con llamado a trabajar por más crecimiento y petición a que candidatos expliciten estrategias en materia fiscal

  • Rodrigo Valdés dijo que en las reuniones con inversionistas no hubo preguntas sobre el tema electoral, pero sí sobre la propuesta de reforma de pensiones en elaboración.  “Países maduros como Chile no se juegan la vida en una elección, pero eso no significa que de lo mismo quien gobierne. Hay visiones de país distintas, legitimas, y cada uno tiene que votar por las que cree”, afirmó.

Londres, 30 de junio de 2017.- Una exposición detallada sobre la economía chilena y sus perspectivas realizó el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, al clausurar el Chile Day 2017 en Londres, actividad destinada a difundir las ventajas de nuestro país en materia económica y financiera.

En la cita, en la que participaron más de 400 inversionistas nacionales y extranjeros, el ministro hizo una síntesis de la actual realidad económica, marcada por la disminución de los precios del cobre y su fuerte impacto en el desempeño de la inversión y por ende de la economía. “No significa que no tengamos también factores internos incidiendo, pero no descartemos lo relevante que es el ciclo global. Entre 2014 y 2016 la inversión total cayó menos en Chile que en otros países mineros como Perú, Australia o Canadá”, dijo.  

Tras detallar un conjunto de indicadores económicos que reflejan el periodo de desaceleración reciente y anticipan un mejor escenario hacia adelante (ver presentación), el titular de Hacienda hizo un recuento de las medidas que impulsa el gobierno para apoyar el crecimiento. Estas incluyen mejores precios de la energía, inversión pública y privada vía concesiones en infraestructura que se mantiene en niveles altos, un fuerte esfuerzo de inversión en educación de 1% del PIB que abarca todos los niveles de enseñanza y la nueva carrera docente; diversificación e innovación productiva con foco en exportación de servicios y no sólo bienes; y una agenda de mejoramientos sistemáticos de las regulaciones de los mercados y modernización del Estado, “reformas que nunca deben terminarse”, opinó.

En cuanto a la situación fiscal, la autoridad sostuvo que un factor de gran importancia ha sido la baja de ingresos del Fisco debido al menor precio del cobre, detallando que “desde 2014 a la fecha hemos perdido en torno a 2% del PIB en ingresos por cobre”. Sostuvo que, aunque el déficit público se ha incrementado, el déficit sin cobre se ha mantenido estable y el gobierno está empeñado en una estrategia de consolidación fiscal gradual que, si continúa, debiera estabilizar la deuda neta en torno a 10% y la bruta en torno a 30%. Agregó que los mercados “han expresado confianza en nuestra estrategia”, lo que se refleja en el nivel del CDS de Chile (Credit Defaults Swaps, instrumentos que reflejan el riesgo de impago). Pero recordó que “tenemos tarea que hacer y los mercados estarán atentos a los próximos pasos”.

Así, la autoridad planteó que “en el corto plazo necesitamos que los diferentes candidatos expliciten su estrategia fiscal. No es suficiente plantear que serán cuidadosos, lo que se valora. Es necesario comenzar a poner números. Creo que es importante tener un camino para enfrentar el déficit estructural hacia adelante”, expresó, admitiendo que el no tener un “ancla” en materia fiscal puede hacer más compleja la definición de la ruta a seguir.

Sobre el proceso electoral que se avecina, dijo que será “muy intenso cuando se observa desde adentro, pero desde el extranjero creo que se ve como menos dramático. Esto se debe a que, a pesar de las diferentes visiones legítimas de los principales candidatos, Chile tiene una reputación bien establecida: somos una economía abierta, donde cumplimos con los compromisos; un país donde es bueno invertir y vivir. Desde que recuperamos nuestra democracia, hemos trabajado para consolidar una sociedad más próspera e inclusiva”.

Enfatizó la necesidad de continuar con esos esfuerzos, tanto del gobierno y del sector privado, para recuperar un mayor crecimiento, fomentar las exportaciones y diversificar nuestra base productiva. “En esto”, agregó, “el sector financiero cumple un rol crucial no sólo al proporcionar financiamiento en condiciones competitivas, sino también al identificar oportunidades y estructurar negocios exitosos”, concluyó.

Pensiones y coyuntura

Tras concluir la presentación y ante consultas, Valdés precisó que “los países maduros como Chile no se juegan la vida en una elección, pero eso no significa que de lo mismo quien gobierne. Hay visiones de país distintas, legítimas, y cada uno tiene que votar por las que cree”. Afirmó que en las reuniones con inversionistas no hubo preguntas sobre el tema electoral, pero sí sobre la propuesta de reforma de pensiones en elaboración. 

Al respecto, comentó que “en Chile cuando hablamos de pensiones se piensa que es AFP, la verdad es que en el mundo las pensiones son mucho más que sólo la AFP y los sistemas tienen componentes mixtos, componentes adicionales, y a ellos les interesaba mucho saber al respecto y también cómo se afectaba el sistema de AFP”. Consultado sobre cómo prevé el trámite parlamentario del proyecto de ley, dijo que “no es una reforma fácil” y que su diseño balancea restricciones tanto políticas como técnicas, “por lo tanto espero que haya mucho apoyo, pero la aprobación no depende del gobierno”.

Consultado por análisis de bancos de inversión que atribuyen el alza de la bolsa chilena a un eventual triunfo de Sebastián Piñera en la elección presidencial, dijo que desconoce en detalle esas proyecciones pero que se trataría de análisis “subjetivos, como muchas cosas en economía. La verdad es que la bolsa ha subido por muchas razones: la primera por lejos es porque las bolsas del mundo han subido, la segunda es porque la economía está tomando más fuerza y la tercera es porque las utilidades han estado buenas. Tampoco quiero decir que eso (la candidatura de Piñera) no tiene que ver, pero estos números que veo por ahí son más opinión que análisis”.

En otro ámbito y consultado por el futuro de la relación entre Chile y Reino Unido, ratificó la posición oficial en cuanto a estar disponibles para negociar un nuevo tratado bilateral “tan pronto como sea posible”, sobre las bases de lo que hoy existe “pero con la opción de hacer mejoramientos que estén en el interés de ambas partes”. Con todo, no descartó que la negociación incluso pueda darse en forma conjunta con otros países.

Ir arriba