• version imprimible
Jueves, agosto 24 de 2017

Ministro de Hacienda y presidente de la Corte Suprema suscriben protocolo para impulsar proyecto de ley que incentive retiro de funcionarios del Poder Judicial

Santiago, 24 de agosto de 2017.- El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, y el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, suscribieron hoy el protocolo de acuerdo del Plan de estímulo al retiro de los funcionarios del Poder Judicial, que será plasmado en un proyecto de ley que ingresará al Congreso durante el presente año. Ello durante una ceremonia realizada en el palacio de los Tribunales de Justicia de Santiago, a la que asistieron ministros de la Corte Suprema, dirigentes de las cuatro Asociaciones de Funcionarios del Poder Judicial y representantes de la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda.

El plan de retiro del Poder Judicial se hace cargo de la necesidad de establecer un programa de mediano plazo que promueva el retiro voluntario de los funcionarios del Poder Judicial, con objeto de dar paso al recambio de funcionarios, de manera consistente con los procesos de modernización de los procedimientos judiciales. Este plan, que durará hasta el año 2024 y considera un total de 1.750 cupos, incluye beneficios de cargo fiscal para los funcionarios y funcionarias en edad de jubilar que opten por retirarse voluntariamente.

El ministro Valdés destacó que, tanto por la duración del plan como por su cantidad de cupos, se puede considerar como el plan de retiro más importante que se haya aplicado en el Poder Judicial. “De este modo contribuimos al cumplimiento de los compromisos de gobierno de la Presidenta Bachelet con los funcionarios y funcionarias públicas, ya que estos incentivos permiten tanto el retiro como la necesaria movilidad funcionaria dentro de cada institución”, afirmó.

Asimismo, Hugo Dolmestch sostuvo que “este es un día importante, ya que se cumple un anhelo del Poder Judicial que es permitir que nuestros funcionarios que han dado tantos años de su vida al servicio público y la administración de justicia puedan retirarse con una mejor calidad de vida y bienestar. Esto, además, nos iguala con el resto de la administración del Estado en políticas de incentivo al retiro”.

Ir arriba